¿Quiere empezar a tener vida crediticia? Siga estos tips

¿Quiere empezar a tener vida crediticia? Siga estos tips

25 de Mayo, 2018
Por Finanzas personales

 

 

 

Aunque se dice mucho que los jóvenes no están para créditos que les tomarán más de 5 o 10 años en pagar, lo cierto es que a medida que las personas crecen, empiezan a planear el futuro. Y es cuando se preocupan por tener una vida crediticia que les permita alcanzar sus propósitos.

Sobre este tema, se hizo un estudio por parte de TransUnión que determinó que el perfil de riesgo de los consumidores colombianos, donde se comprobó que este juega un papel fundamental en la decisión de priorizar los pagos de sus deudas en tiempos de dificultades financieras, estableciendo que los consumidores de alto riesgo dan mayor prioridad a sus tarjetas de crédito, mientras que los de bajo riesgo priorizan sus créditos de vivienda y de vehículo.

El estudio analiza el desempeño de consumidores con diferentes tipos de productos de crédito, entre ellos tarjetas de crédito, créditos de vehículo y de vivienda. De acuerdo a ese análisis, los consumidores de alto riesgo (aquellos con scores de riesgo de TransUnion de 630 o menor) tienden a dar mayor prioridad a sus tarjetas de crédito, dejando de pagar primero sus créditos de vivienda y de vehículo.

Por lo anterior, es importante tener una buena salud financiera. Y para eso, empezar a construir un buen historial de crédito es un asunto mayor. Una de las formas de hacerlo es optar por productos pequeños, como los créditos online. Las siguientes son las recomendaciones para que ese producto le ayude a tener historial crediticio.

Según cifras de Lineru, expertos en créditos en línea, los jóvenes de 20-35 años son los que más se benefician en este método de financiación, especialmente en ciudades pequeñas y áreas rurales, dado que en las grandes ciudades las personas que están entre treinta años ya cuentan con historial crediticio. Es así como múltiples ventajas aparecen en esta modalidad:

#1. Facilidad y rapidez en aprobación: en la banca tradicional varían los tiempos de aprobación según su modalidad. En el caso de créditos de bajo costo que oscilan entre $140.000 y $750.000 es posible hacer la aprobación en quince minutos, sumado a la facilidad de realizar los procedimientos en cualquier lugar con acceso a internet.

#2. Flexibilidad en montos y plazos: presentar una larga lista de documentos físicos y tener en tus contactos un codeudor, son requisitos que pasaron a la historia, gracias a que los créditos en línea permiten costear una deuda en lapsos cortos ajustándose a las necesidades y hábitos de pago del cliente brindando soluciones amigables.

#3. Acceso a todos: los créditos en línea cuentan con un modelo de riesgo que permite llegar a población compleja para la banca tradicional, es más incluyente gracias a que facilita la llegada de personas sin historial de crédito accedan al producto.

#4. Puerta de entrada a la vida crediticia en la banca tradicional: la ventaja más importante es el acceso a nuevos productos de la banca tradicional. Según cifras de TrasUnion, se calcula que siete meses después de utilizar un crédito en línea, las personas realizan una solicitud de otro crédito con una entidad bancaria.

“El 20% de los clientes de Lineru son personas que no tenían historial de crédito, el hecho de hacer las cosas más sencillas para los jóvenes es una manera de incentivar la inclusión al historial crediticio” puntualiza Héctor Aponte, Director de Mercadeo y Servicio al Cliente de Lineru.

A estas ventajas, se suman estadísticas de firmas como TransUnion en la que confirman a la generación de los millennials, nacida entre 1980 y 1995, como menor consumidora de tarjetas de créditos respecto a la generación X, gracias a que se observan nuevos comportamientos financieros ligados al incremento de uso de créditos personales.